Web 2.0, no tengo tiempo, gracias

Estoy escuchando What’s the story (morning glory) de los Oasis mientras escribo este post y me parece estar viviendo un anacronismo.

Soy plenamente consciente de que, en 1995, año de publicación del álbum, Internet ya era una realidad y no una promesa ni una novedad, pero es que mi primer contacto con la red se produjo allá por el año 1998; así que, cuando trataba de sacar los acordes de guitarra de Wonderwall, no tenía ni la más mínima idea de que me los podía bajar de una página de Internet.

Y, en el mundo de la web 2.0, me pregunto, ¿ha cambiado tanto Internet desde 1998?

Muchos dicen que el cambio no es tan radical, que lo único que consiguen las nuevas herramientas de la web 2.0 es dotar de más instrumentos para el intercambio y la colaboración a las redes de internautas ya existentes, lo cual les permite interelacionarse de forma más intensa, cuantitativa y cualitativamente.

Así, se han ampliado las herramientas disponibles, han aumentado las posibilidades de ser escuchado, leído y criticado, pero también de leer, criticar y escuchar, eso es cierto, pero ¿no formaba ya eso parte de la Internet que yo conocí?

Datos, datos, quiero datos.

Hace sólo unos pocos años, cuano Internet no estaba presente en nuestras casas, en nuestros trabajos, en los vestíbulos de las estaciones de tren, en la puerta de las neveras o en el mostrador de una agencia inmobiliaria, cualquier duda se eternizaba hasta que alguien daba con la respuesta. A preguntas del estilo ¿cuánta gente debe vivir en Nueva Yorki? ¿Cuántos kilómetros debe medir la Gran Muralla china? ¿Cuándo se aparean los osos polares? ¿De qué raza es el perro de Las Meninas? o ¿cómo meterías un huevo de gallina por la boca de una botella? les seguía un apagón informativo equivalente al tiempo necesario para consultar la Espasa-Calpe, un experto en la materia, un profesor de ciencias enrollado o el número de abril de 1989 de la revista Hablemos de Perros.

Las cosas han cambiado, en un sólo click, el lector de este post ha podido saber todo lo que nos preguntábamos, sin moverse de su silla y en poco más de 30 segundos. Ya sé que no descubro nada con esto, la información está disponible en un instante y eso ya lo sabíamos. Todo es extremadamente sencillo y el conocimiento, la cultura ya puede vivir fuera de nosotros y expandirse por la red.

Esa es la luz, pero la luz tiene sombras. Hablaremos de ellas.

Por cierto, el link del huevo está roto.

La melodía que llegó de Internet

La música, probablemente sólo junto a la pintura, constituye la más universal de las artes -iba a escribir artes humanas, pero he decidido no hacerlo por si acaso se ha descubierto por fin que los chimpancés son capaces de hacer música.

Las manifestaciones musicales más antiguas de las que tenemos registro escrito datan de entre 4.000 y 1.500 años a.C., pero la inmediatez de la manifestación musical -un simple tronco hueco y una rama parecen servir- nos hacen pensar que la música y el ritmo han acompañado al ser humano desde los primeros días de su existencia.

Sin embargo, podemos disfrutar de las pinturas rupestres de Altamira, pero no de la música que estos artistas interpretaron. Hasta finales del siglo XIX y la invención del fonógrafo, la música estaba únicamente pensada para ser escuchada en directo y, a diferencia del resto de artes, su vida era efímera y duraba lo que la interpretación.

El siglo XIX y su hermano mayor, el siglo XX, lo cambiaron todo. La música salió de los instrumentos para quedar grabada en discos y ser escuchada en cualquier momento y lugar, los diferentes estilos, las interpretaciones musicales y las músicas de todos los lugares del mundo encontraron por fin un medio físico donde convertirse en eternas.

Cómo no, la era digital vino a darle una vuelta de tuerca a todo esto y el mp3 revolucionó la música y la forma de acceder a ella.

¿De qué manera ha modificado la llegada de las tecnologías digitales nuestra relación con la música y con su consumo?

 

¿Creamos el futuro?

Interesantísimo artículo publicado en ArtNodes. En él, no se analiza el uso de la tecnología en el arte, sino que se realiza un recorrido a través de la presencia de la tecnología en el arte. Ejemplos como 1984 o Blade Runner son repasados en este artículo en el que se revisan las predicciones elaboradas durante los últimos 25 años para después dibujar el panorama esperado de la Sociedad de la Información.

Así por ejemplo, ¿existe en 2006 el Gran Hermano de Orwell? ¿Es creíble el voluminoso HAL 9000 de 2001: Una odisea en el espacio? ¿Es la ficción la que imita a la realidad o es la realidad la que imita a la ficción?

Artista multimedia

Interesante entrevista a Michael Naimark publicada en la revista ARTNODES.

Además de sobre el uso de las nuevas tecnologías en la creación cultural, una de las reflexiones del artista, tiene que ver con la capacidad de Internet para servir de plataforma y de escaparate a la creación artística en todos los ámbitos. Internet ha servido para extender la creación cultural, las nuevas tecnologías han permitido democratizarla y aumentar los medios de expresión ¿qué futuro tienen las artes tradicionales en el mundo de las nuevas tecnologías?

Innovación Tecnológica y Formación en la empresa

La introducción de las TIC ha descubierto nuevas formas para aumentar la agilidad, flexibilidad e inmediatez de la formación en el ámbito de la empresa. Así, la formación se ha convertido en un elemento clave en muchas grandes empresas que encargan programas específicos para sus empleados y que tienen las TIC como elemento central.

¿Cuáles son los efectos positivos de la introducción de las TIC en la formación empresarial? ¿Han conseguido las TIC superar los problemas derivados de la formación presencial en la empresa? ¿Son las TIC el medio para conseguir la introducción y el éxito definitivo del Long Life Leaning en la empresa? ¿De qué manera debería asegurarse la efectiva realización de la formación y qué instrumentos de evaluación son necesarios? ¿Existe una verdadera transposición de la formación en el ámbito empresarial y la adjudicación de cargas y tareas en la organización? ¿Cuál es el medio para conseguir la evaluación de la calidad en la formación a través de las TIC en el ámbito de la empresa? ¿Es el Long Life Learning sólo un fenómeno aplicable a grandes empresas y administraciones públicas? ¿Cuál es el nivel de implicación de las PYMES en este sentido?