Cuestión de independencia

Vaya por delante que este post no pretende introducir una discusión política y, ni mucho menos, justificar, defender o legitimar actuación alguna del jefe del gobierno venezolando Hugo Chávez. A partir de aquí utilizaremos su muy mediática figura para plantear una cuestión que si nos atañe, la de la independencia informática, por llamarla de algún modo, respecto a los grandes fabricantes mundiales.

 

imagen-6.pngImagen en Flickr por ElitePete 

La cuestión que hoy nos ocupa es la decisión de Chávez de romper la dependencia que su país, como casi todos, tiene a la hora de consumir equipos informáticos. Venezuela ha encontrado en Asia un aliado para fabricar su Ordenador Venezolano (fabricado con componentes importados de China, cabe añadir). Chávez quiere fabricar 360.000 equipos al año a través de una empresa pública. La empresa, que ya contó con asesoriamiento en chino cuando se creó en 2005, ensambla las piezas importadas, aunque la intención es que para el 2011 el 90% de los materiales sean venezolanos.

Está claro que en el caso venezolano, la idea de la independencia de EEUU forma parte de una estretegia política que tiene que ver con una situación, la de algunos países sudamericanos, que no nos atañe en un sentido amplo. De todos modos, sirve para poner sobre la mesa un asunto que sí es sumamente delicado para nuestro área de conocimiento. Si ampliamos un poco nuestras miras podemos comprobar que esta situación de dependencia, además de ser extensiva a la gran mayoría de países, se da también en otros niveles del desarrollo informático como el software, el capital que sustenta proyectos digitales, el control de Internet, etc.

 

imagen-8.pngImagen en Flickr por OZinOH 

¿Cuánta gente ha comprador un ordenador con Windows Vista sin desearlo y, lo que es peor, con grandes dificultades a la hora de buscar otro sistema operativo? ¿Por qué si saltamos a otras opciones comerciles con Mac no cambiamos de país de origen?

En este sentido, la combinación de ese espíritu de independencia con ese sentimiento de pertenencia a una comunidad productiva, ambos nacidos bajo el amparo de la Red, es una actitud que puede ayudarnos a cambiar la realidad del desarrollo tecnológico. ¿Acaso no hemos comprobado ya que la descentralización hace la fuerza?.

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

Deja un comentario