Más ordenadores para cada niño

Al proyecto One Laptop Per Child del MIT, del que ya hemos hablado en repetidas ocasiones, le ha salido un nuevo competidor. Se trata del fabricante coreano de ordenadores ASUS, que ni corto ni perezoso acaba de prensentar una primera versión de Eee PC. Se trata de un portátil pensado para superar al XO del MIT, con mejores prestaciones y mayor precio. Un producto dirigido a los niños del primero, pero según el presidente de ASUS para Norteamérica, que pretende llegar a un millón de niños del tercer mundo durante el próximo año.

 

Técnicamente son dos ordenadores muy parecidos, aunque este Eee PC es ligeramente más avanzado y caro: 400 dólares (unos 276 euros). Lo que diferencia uno y otro proyecto es la intanción que les sirve de motor y, sobre todo, la forma de plantear el concepto de cara al público. Mientras el MIT insiste en su carácter humanitario, ASUS no resconde su objetivo comercial.

Si tienen más curiosidad, pasen por Forbes y lean este artículo sobre la historia del Eee.

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

Un comentario en “Más ordenadores para cada niño

  1. Con todos mis respetos, no veo ni punto de comparación entre ambas iniciativas, aunque ASUS se empeñe en decir (¿lo dice? ¿o es la prensa?) que son iniciativas parecidas.

    Dejando al margen el tema del precio, más una diferencia (si casi 200$ es mucho, 400$ ya es desorbitado en el tercer mundo) que una similitud, el principal activo que ha trabajado la Fundación OLPC ha sido siempre el contenido del portátil, a saber: el sistema operativo, la configuración de los programas de serie, el contenido (en sentido estricto) del que se va a dotar, etc.

    Aquí podríamos añadir temas como la ergonomía, la usabilidad, determinadas especificidades muy enfocadas al mercado infantil y de bajo poder adquisitivo (tipo de memoria y almacenamiento, baterías, alimentación manual, disposición del teclado, etc.), así como el énfasis en el trabajo en red y offline, ideal para cuando hay conectividad en la escuela pero no la hay en casa.

    Insisto, ¿parecidos? No en mi opinión.

Deja un comentario