Universidad 2.0 (II)

Firma invitada: Julià Minguillón Alfonso
Profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación
Director Adjunto del Internet Interdisciplinary Institute
Universitat Oberta de Catalunya

Julià es profesor propio de la UOC desde el 2001 y profesor asociado de la Universitat Autònoma de Barcelona. Ha impartido docencia en las áreas de programación, estadística y minería de datos, informática gráfica y tecnología educativa. Sus intereses de investigación incluyen el análisis de comportamiento de los usuarios en entornos virtuales de aprendizaje, el desarrollo de herramientas para el soporte del proceso de aprendizaje, la personalización de dicho proceso y los aspectos de usabilidad y accesibilidad relacionados.

Actualmente lidera el proyecto PERSONAL(ONTO) sobre personalización del proceso de aprendizaje en entornos virtuales mediante itinerarios formativos adaptativos basados en objetos de aprendizaje reutilizables y ontologías. También participa en el proyecto OLCOS sobre contenidos educativos en abierto.

—–
(N.d.E): Viene de Universidad 2.0 (I)
—–

¿Y los retos organizativos?

Es aquí donde todavía hay mucho espacio para innovar y poder romper las clásicas estructuras jerárquicas impuestas en la universidad y saltarse las barreras productor-consumidor que impone el método tradicional de enseñanza basado en la clase magistral y la transmisión de conocimiento (¿o quizás debería decir información?) del profesor hacia los estudiantes.

El concepto de recursos educativos en abierto (ver http://olcos.org), las plataformas abiertas basadas en una arquitectura de servicios (ver http://www.lafarga.org/campus/esp/index.html) y, porqué no, la desaparición del profesor como tal y su integración en un espacio de inteligencia (¿ o conocimiento?) colectivo donde todos los actores son partícipes del proceso de construcción de aprendizaje, son iniciativas en este sentido.

Finalmente, el secreto del éxito no es plantearse los retos en cada uno de los tres ámbitos (tecnológico, metodológico y organizativo) por separado, sino entender que lo más importante son las interdependencias que cualquier decisión en uno de ellos provoca en los otros dos.

La tecnología va por delante pero sin una adecuada integración con los cambios metodológicos y organizativos que plantea su uso es imposible ofrecer un paso sólido en la dirección que plantea, por ejemplo, el propio cambio de la web 2.0 hacia la 3.0: “ya tenemos la ortografía, acabamos de conseguir la sintaxis, vamos por la semántica”.

En otras palabras, “a ver si ahora entendemos lo que estamos haciendo”. Necesitamos poder describir formalmente todo el conocimiento que una institución tan compleja como una universidad procesa y genera en su seno, de manera que ésta sea verdaderamente una garante de la generación y transmisión de dicho conocimiento desde y hacia la sociedad.

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

Deja un comentario