Web 2.0, Entornos de Aprendizaje Personal y el Futuro de la Escuela

 

[kml_flashembed movie="http://video.google.com/googleplayer.swf?docid=4152559760003745761" width="400" height="326" wmode="transparent" /] 

Este es un pequeño post sobre mi contribución al seminario Web 2.0 y Educación de la Cátedra de e-learning UOC Unesco. Mi artículo y presentación se titulan Web 2.0, Entornos de Aprendizaje Personal y el Futuro de la Escuela.

Algunas de las ideas están incluidas en el vídeo de arriba. Por supuesto, pueden leer el artículo completo que se encuentra adjunto a este post. De todos modos, aquí va un pequeño resumen de mis ideas.

Para comenzar, sugiero que los sistemas escolares han evolucionado para satisfacer las necesidades de las formas de organización dominantes en la sociedad en determinados períodos. Al menos en el Reino Unido, el modelo de educación se basa en el modelo industrial de la sociedad, aparecido tras la revolución industrial del siglo XIX. Sea como sea, la actual revolución industrial, que se basa en el impacto de la tecnología y comenzó a principios de los 90, requiere nuevas habilidades y competencias e incluso de forma más importante, nuevas formas de organización.

Los jóvenes, aunque no exclusivamente, usan cada vez más los ordenadores para el aprendizaje en nuevos y diferentes sentidos. El uso de los ordenadores para el trabajo en red y la participación en comunidades a través de aplicaciones de la Web 2.0 es especialmente importante.

Nuestros sistemas escolares han sido lentos a la hora de responder a estos cambios. Incluso impedimos el uso de muchas de las herramientas de comunicación más poderosas.

El uso y desarrollo de Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs, por sus siglas en inglés) ofrece un gran potencial para la modernización de la enseñanza. En particular, puede ayudar a un cambio que centre el foco en el estudiante y lo aleje de los aspectos administrativos de los sistemas VLE (entornos virtuales de aprendizaje) y LMS (sistemas de gestión del aprendizaje). Sin embargo, la implementación de nuevas tecnologías por sí solas no es suficiente. Superar nuestro sistema de enseñanza disfuncional requiere una reformar más amplia que incluye cambios en la organización de la escuela, en los currículums y en los sistemas de evaluación. Hay muchos ejemplos de prácticas innovadoras en este sentido. Pero esta práctica no se ha generalizado.

La tecnología para la educación es un campo que se mueve rápido. Existe cierta tendencia a mirar cada nuevo desarrollo o tendencia y declararlo la respuesta al futuro de la educación y el aprendizaje. De todos modos, los Entornos Personales de Aprendizaje suponen un movimiento significativo por tres motivos.

A menudo la introducción de la tecnología en la educación ha tendido a inhibir la innovación y el cambio pedagógico. En contraste, los Entornos Personales de Aprendizaje pueden estimular el desarrollo de nuevas formas pedagógicas y facilitar la introducción de métodos sociales de aprendizaje, como por ejemplo el uso de las redes sociales.

Estos entornos, por sí solos, no representan nuevas prácticas en enseñanza y aprendizaje. Pero pueden mejorar las mejores prácticas existentes y aumentar la velocidad del ratio de cambio.

En tercer lugar, los EPA permiten enfocar de forma más clara el cambio de la enseñanza al aprendizaje y podrían procurar algunas soluciones a algunos de los problemas de este área.

Pueden descargar el artículo completo aquí

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

Deja un comentario