¿El sueño de la razón produce 2.0?

Firma invitada: Enric Senabre Hidalgo
Doctorando de la Universitat Oberta de Catalunya
Master en Sociedad de la Información y el Conocimiento por la UOC

Enric Senabre Hidalgo estudia la creación colaborativa de conocimiento en entornos wiki, los orígenes de la herramienta y sus aplicaciones en la educación, la empresa y los movimientos sociales. Actualmente prepara un proyecto de investigación sobre la influencia que ejerce el modo de organizarse y de relacionarse entre desarrolladores de software libre en el contexto de Wikipedia, desde la perspectiva de los sistemas emergentes y de dinámicas descentralizadas de gestión de la información.
_____________________

Resulta curioso, o cuanto menos significativo, que sea la enciclopedia Británica quien haya auspiciado una alineación de críticos destacados de la web 2.0, precisamente, en su blog. Y es curioso o significativo por partida doble: además de servir la polémica mediante esa herramienta (que podría considerarse la más representativa de esta segunda ola de Internet), a pocos se les escapa que justamente fuera esa distinguida institución foco de atención mediática bloguera, hace cosa de año y medio, a causa de un estudio de la revista Nature en que se equiparaba el rigor de algunos de sus artículos enciclopédicos a los de Wikipedia.

¿La antigua, clásica, prestigiosa escuela tomando venganza contra la moderna, progre y utópica manera de hacer enciclopedias? Eso puede parecer a primera vista, pero si el evento recibe las suficientes cuotas de atención y comentarios podría acabar constituyendo un buen y necesario ejercicio práctico de crítica constructiva en torno a (aunque desde) lo 2.0.

407px-goya_-_caprichos_43.jpg
Uno de los caprichos de Goya, publicado en Wikimedia Commons bajo dominio público.

El encargado de abrir fuego ha sido Michael Gorman, quien evocando El sueño de la razón de Goya pone en tela de juicio conceptos hoy tan en boga como la mente global o la sabiduría de las masas, recuperando la crítica al “Maoísmo digital” que ya hace un tiempo estableció Jaron Lanier para dudar de lo que consideraba una renovada fe tecnológica en los frutos del esfuerzo colectivo.

Después ha irrumpido Andrew Keen, autor de The Cult of the Amateur, para hablar de la urgencia de una coalición educativa, política, empresarial, mediática y artística para luchar contra la “crisis de autoridad” que está poniendo en peligro la vida intelectual de nuestra sociedad.

El tercero en discordia es Nicholas Carr, quien hace énfasis en el tipo de adaptación que puede estar experimentando nuestro intelecto (siguiendo un proceso evolutivo no necesariamente hacia una mayor inteligencia) al pasar las fuentes de conocimiento del papel a la pantalla. Algo a relacionar con lo que se ha comentado en este mismo blog sobre nativos digitales, pero en este caso con bajas cotas de optimismo en cuanto a la evolución cultural de nuestra especie.

Como era de esperar, los comentarios que contraargumentan cada uno de esos posts van en aumento, pero en la acumulación de esas intervenciones están dándose también diversas pinceladas de una incipiente crítica a esta acelerada economía de la atención (“¡Gorman tiene el coraje de decir que el emperador está desnudo!”, afirma alguien) que bien merecería copiar todo el blog, comentarios incluidos, y pegarlo en un wiki abierto para escarnio público. ¿O eso sería demasiado 2.0…?

Otros artículos de Enric Senabre en Educación y Cultura

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

2 comentarios en “¿El sueño de la razón produce 2.0?

  1. Supongo que la visión de Andrew Keen debe ser parecida a la de Larry Sanger… ¿Enric?

    Curiosamente el mismo Sanger replica a Jaron Lanier.

    Supongo que sí, que se trata de una crítica constructiva que, una vez los extremos se encuentren, dará como resultado algo positivo 😉

  2. Bueno, Sanger parece representar ese punto medio entre ambas posiciones, estratégicamente alejado de la muchedumbre editora de Wikipedia pero sin hacer ascos de la tecnología wiki en manos de expertos… Por la cuenta que le trae a Citizendium: de momento ha conseguido reunir a 6.712 usuarios registrados (donde cerca de 2.000 son los “expertos”) en poco más de medio año (Wikipedia tardó más de tres años en lograr esa cifra!)

Deja un comentario