Educar a los medios, reformar la escuela

La entrada que Christopher D. Sessums publica hoy en su blog debería darnos mucho que hablar. Realmente tiene razón cuando aboga por llevar a cabo un trabajo de concienciación de los grandes medios de comunicación para convertirlos en nuestro gran aliado a la hora de llevar a cabo una profunda reforma de la educación en la que se incorporen los procesos de enseñanza que están siendo reinventados gracias a las TIC.

Fruto de una conversación entre un profesor apasionado de la tecnología, el propio Sessums, y un profesor de periodismo, Lauren Hertel, la propuesta del primero para la consecución de esa Escuela 2.0 cobra sentido al comprobar las escasas informaciones sobre educación publicadas en los medios. En este caso, Sessums habla de lo que conoce, los medios norteamericanos, pero me atrevería a ampliar la llamada de atención a una esfera de la información española donde sólo se habla de educación cuando el poder ejecutivo propone un cambio en las horas asignadas a uno u otro idioma o cuando se produce un conflicto entre alumnos, padres y profesores.

En cambio no se habla nada, o casi nada, de los métodos empleados en la educación (superior o no), de la oportunidad de renovación que está viviendo en esto momentos, en definitiva nada más allá de las notas de prensa que envían las universidades para informar de los logros de sus catedráticos. Parece que a los medios de comunicación no les interesa la educación cuando el tema no va más allá de la anécdota o la noticia coyuntural.

Quiero dejar, por tanto, el asunto en la palestra. Desearía comenzar un debate abierto: ¿son los medios de comunicación un servicio público? ¿ofrecen el tratamiento necesario al mundo de la educación? ¿pueden ayudarnos a transmitir el mensaje de cambio y adecuación a los nuevo tiempos a la sociedad en términos generales? ¿quizá hemos de preocuparnos antes por los conflictos sociales en las escuelas, el fracaso escolar y la violencia antes de pensar en reformar los métodos educativos? ¿deberíamos trabajarlo en paralelo?

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

2 comentarios en “Educar a los medios, reformar la escuela

  1. Aprovecho un poco mi posición ventajosa para lanzar el primer comentario.

    Desde luego estoy de acuerdo con hacer evolucionar la escuela hacia la 2.0, y creo que el apoyo de los medios de comunicación será definitivo en esa tarea, y por tanto tendremos que trabajarnos duro toda la parte de convencer a los medios de comunicación (muy tozudos algunos de ellos, y además mucho más interesados en hablar de la entrevista de Jesús Quintero a José María García que TVE decidó no emitir antesdeayer, esto es, fascinados por la autoreferencia).

    Aun así hay dos problemas básicos que se han instalado en mi cabeza al pensar en todo esto. Se derivan de lo que pude observar cuando pisé por primera vez la facultad de Ciencias de la Comunicación hace nueve años.

    El primero de ellos, algo que realmente me marcó, es la constatación de que España sigue siendo un país al que no le gusta leer. Estamos acostumbrados al ambiente intelectual, pero yo me moría de risa y de pena al mismo tiempo cuando veía cómo suspendían exámenes con cuatro faltas de ortografía mis compañeros de facultad, intentando ser periodistas.

    Por otro lado, tengo la impresión de que en las escuelas primarias no se invierte el suficiente tiempo en educar en el uso de las tecnologías. Sigue existiendo un porcentaje de escolares que no tiene interés ni habilidades ante un ordenador. De hecho, en el canal de al lado (Industria y Servicios) se habla hoy de cómo España sigue a la cola de Europa en porcentajes de penetración de la Sociedad de la Información.

  2. Carlos, muchas preguntas, muy delicadas y muy amplias. Me gustaría responder con otra pregunta: ¿ofrecen la mayoría de medios algo más que amarillismo y deportes en sus contenidos? Me gustaría proponer un ejercicio de hemeroteca a quien tenga tiempo (y ganas) y busque las menciones al nuevo Espacio Europeo de Educación Superior. No es un tema baladí (en Barcelona, al menos, los estudiantes salieron a la calle) y no recuerdo ninguna pieza que entrara a fondo en el tema (ni a fondo ni de través).

    Sobre tu afirmación en las escuelas primarias, umm, creo que frivolizas un poco. Por una parte tienes razón que se invierte poco tiempo en el uso de las TIC… pero ya vemos que los esfuerzos se centran más en conseguir cuotas de poder fácticas (tantas horas en esta u otra lengua, por ejemplo) que no en objetivos objetivos, y perdón por el juego de palabras.

    Por otra parte, hay una gran necesidad de alfabetizar digitalmente a los docentes en una primera fase para afrontar, después, el cómo incorporar esas competencias en los currícula.

    Por último, el recurrente tema de los recursos. En este sentido, es más que alabable la iniciativa de la Junta de Extremadura con su LinEx para matar dos pájaros de un tiro: introducir el ordenador en el aula y a un menor coste que el habitual.

    En cualquier caso, y es mi opinión, el meollo no está en si los media juegan o no, sino en si el debate se sitúa en un pequeño círculo de digerati o bien se integra en el discurso (y forma de pensar) de la población en general y de los tomadores de decisiones en particular.

    Y la cosa pinta, de momento, lenta, muy lenta.

Deja un comentario