El blog en el aula

Leo en La Clase Abierta la conversación que José Fernando Leal mantuvo con el profesor José Luis Orihuela a propósito del uso del blog como herramienta en el aula. Resulta interesante. En primer lugar, porque Orihuela se ha ganado muy buena reputación como un carácter transgresor en la relación entre tecnología y docencia. En segundo porque lo que dice el autor de La Revoluciòn de los blogs (Ed. La Esfera de los Libros, Madrid – 2006) llega a un público improtante, dada su condición de personaje mediático, pero en realidad es el reflejo de una opinión más colectiva, representativa de la blogosfera española. O al menos de esa parte que reflexiona sobre su contexto.

Dicha entrevista tuvo lugar por teléfono, y el propio autor ha tenido a bien transcribirla. Sirva como muestra el primer tramo:

Podías usar el portal de la universidad, una web… pero has decidido usar los blogs, ¿cuál es la finalidad?

Al principio tenía que dedicar la mitad de las sesiones prácticas a explicar el uso, el A, b, c, de herramientas de edición como Dreamweaver y de diseño como Photoshop, algo que no era el objeto del curso. Durante varios años he impartido cursos de diseño digital, de gestión de proyectos de Internet y de escritura no lineal para medios digitales. Cuando se generalizó el uso del blog, de un plumazo, en tres minutos, desaparecían todas las dificultades. Es decir, podíamos tener un sitio funcionando sin que ellos supieran qué es un ftp, sin que supieran diseño gráfico, gestión de servidores o Html y, además, con un aspecto final digno y no la cosa horrorosa que haces cuando te pones a manejar una herramienta de diseño. Nos permitía concentrarnos temáticamente en cómo se piensa y desarrolla un proyecto, cómo se articulan los contenidos de un proyecto, la navegación del proyecto, y, en el caso de escritura no-lineal, dedicarnos a escribir y a enlazar.

¿Cómo usas el blog en el día a día?
Hay varios blogs para varios niveles y cursos distintos. En la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra llevo tres asignaturas de la licenciatura, un curso de postgrado para alumnos de un Master de Gestión de Empresas de Comunicación y un curso de Metodología de la investigación en el programa de Doctorado; También imparto en La Coruña un curso sobre Narrativa no lineal en un Master de Comunicación digital.

Cada una de estas actividades tiene un nivel de alumnado y de exigencia diferentes.
El esquema sería así: Con alumnos de postgrado planteo blogs grupales en los que todos publicamos en el mismo sitio, por igual. Abrimos un blog en un servidor que permita usuarios múltiples –Wordpress o Blogger– y pactamos unas pautas de trabajo explicado previamente para que los contenidos del blog sean adecuados a la naturaleza del medio. Así, cada vez que me topo con una promoción del Master de Gestión de Empresas de Comunicación, ponemos en marcha un blog, que sirve de almacén de los contenidos de los cursos año tras año, alojados en el mismo sitio.
Con alumnos de licenciatura, el blog de apoyo docente sirve para enlazar recursos que se comentan en clase. Los recursos que se comentan al hilo al tema, antes o después, se sistematizan en un blog. Me sirve además para enlazar materiales de apoyo y las instrucciones de ejercicios prácticos. Este blog es exclusivo del profesor. Los alumnos no publican en él sus trabajos sino que, por medio de comentarios, indican dónde tiene alojado su trabajo.

Los alumnos, en función del tipo de enseñanza, individualmente o por grupos, tienen sus propios blogs, donde realizan los ejercicios propuestos a partir de mis instrucciones. Son responsables de él hasta el final del curo.

Otros docentes, en cambio, prefieren utilizar el wiki como herramienta en sus clases, quizá por el carácter más (¿debería decir serio? ¿didáctico?) que el blog, que viene a ser una herramienta más cerca del área de la información como noticia.

Parece que el uso de herramientas colaborativas y TIC en las aulas parece haber llegado para quedarse en nuestras aulas, aunque quizá todavía necesitamos el factor que regule y equilibrie esta revolución. Necesitamos una legislación al respecto (no sólo para garantizar el acceso a las herramientas digitales a todos los alumnos, sino también para acabar con prácticas fraudulentas o de dudosa moral como la creación de falsas identidades en la Red para vender productos).

De todos modos, para compensar esta fiebre, quiero lanzar una pregunta al aire: ¿alguno de ustedes tiene unas cuantas pegas al uso de blogs, wikis y otras herramientas colaborativas en el aula? Estamos deseando leerlas.

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

5 comentarios en “El blog en el aula

  1. Básicamente una objeción o pega: si los blogs son un medio, son aún un medio desconocido, poco usado, y que si se convierte en el eje de una clase, la tiende a desvirtuar convirtiéndose en un FIN, atrayendo una proporción de tiempo desproporcionada a su papel de medio. Otra cosa es si la clase se dirige (como quizá las de J.L. Orihuela) a un estudiante ya especializado, y en una materia en la que la tecnología y los blogs son una parte importante del propio objeto de estudio. Por lo que yo veo, aún falta al estudiante medio disponibilidad de acceso a la red, y familiaridad con el blog como herramienta. Una clase de geografía, o de economía o de lo que sea no puede permitirse el perder el tiempo de explicar estas cuestiones y volverse una clase de informática.

  2. Muy interesante el tema que propones, y quisiera añadir dos ideas.

    Previo al uso de todas estas tecnologías es necesario un proceso de reflexión, para determinar los objetivos que queremos conseguir al utilizarlas.

    Desde mi punto de vista, no diferenciaría entre quien utiliza blogs y quien utiliza wikis pues creo que en momentos y situaciones distintas puede ser más útil una u otra herramienta, o utilizar un foro de discusión (por las limitaciones en ese sentido que tiene el blog), etc. Con lo que un uso complementario de las distintas herramientas (previa reflexión y análisis) es interesante.

    Introducir cualquier recurso nuevo en nuestra docencia implicará un tiempo de “entrenamiento” y adaptación. En nuestro caso, utilizando blogs con alumnos no habituados a ello, es verdad que hemos dedicado toda una sesión de clase a presentar la herramienta, configurarla, etc. y han ido saliendo algunos problemas… pero si una vez empezado luego te permite que los estudiantes puedan leer las actividades de los compañeros, que el profesor pueda ir comentando cada actividad “in situ” y llevar más allá del aula algunas discusiones o reflexiones, creo que le da un valor añadido que merece la pena.
    En el caso de geografía, por ejemplo, proponer búsquedas a través de google maps o tagzania, podría ser una forma de dinamizar algunos contenidos a través de un blog del profesor.

    Un saludo

  3. Con alumnos de postgrado e incluso universitarios el uso de blogs como herramienta es factible, pero para otros niveles educativos no creo que sea lo más adecuado debido a lo complicado del asunto y a la perdida de tiempo necesaria para explicar el funcionamiento del sistema informático.

Deja un comentario