Second Life

El éxito que Second Life está teniendo durante los últimos meses ha dado mucho que hablar. Hay quien dice que debemos buscar los motivos de ese éxito en la posibilidad de hacer negocios virtuales que ofrece, no en vano existen no sólo usuarios que viven de sus actividades económicas en Second Life, sino también delegaciones virtuales de empresas del Mundo Real ™. Por otro lado, hay quien habla del éxito de la iniciativa en tanto en cuanto dota al usuario de una segunda oportunidad para ser quién realmente quiere ser y no quién realmente es en el mundo off-line. En cualquier caso, su éxito está siendo apabullante.

Second Life

Es poco probable que alguno de ustedes desconozca qué es Second Life (enlace a wikipedia), puesto que casi todos los medios de comunicación han dedicado tiempo y espacio a este fenómeno en los últimos meses), pero si es así les gustará saber que estamos hablando de un suerte de juego de realidad virtual que pretende asemejarse al máximo posible a la vida real, en la medida en que ofrece casi todas las posibilades de interacción entre humanos que podamos imaginar: desde hablar hasta ligar, pasando por comprar y vender bienes.

En cuando el servicio comenzó a tener éxito, varias empreas dedicieron abrir sus respectivas sucursales en el mundo virtual. Una de las primeras fue la agencia de noticias Reuters, y más tarde le siguieron la prestigiosa publicación norteamericana Wired. Su editor, Chris Anderson, se atrevió incluso a organizar un acto de presentación virtual de su libro The Long Tail. Incluso músicos de renombre como Ben Folds han actuado virtualmente en Second Life. Un poco más tarde llegó la primera empresa española. El diario El País abrió un pequeño quiosco de prensa virtual para promocionar Ciberpaís, su suplemento de tecnología.

Con esta trayectoria, era cuestión de tiempo que las instituciones educativas se lanzaran a la conquista de su trocito del pastel virtual. Hace algunos días, el Lasalle College de Montreal se aventuró a iniciar su actividad educativa en Second Life. La experiencia ha tenido una acogida muy positiva, precisamente porque una de las utilidades más interesantes del mundo virtual de Second Life es precisamente esa, sus posibilidades como centro de reunión virtual, donde se pueden desarrollar actividades educativas que reproducen una experiencia tan similar a la del mundo real que atrae por igual a instituciones, profesorado y alumnos. Particularmente, estoy deseando que algún centro español se lance a la conquista del mercado virtual de Second Life. ¿Qué os parece a vosotros?

Actualización de las 20:30

Eraser aporta en los comentarios información sobre otro centro que también lleva a cabo parte de su labor en Second Life. Se trata del Mohawk College, también de Canadá.

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

2 comentarios en “Second Life

  1. Second-Life lo veo más como una segunda oportunidad, Por qué repilcar los mismos modelos de la vida real en nuestra vida “imaginaria”. Sería más interesante otro modelo de aprendizaje. Por ejemplo un modelo donde los contenidos lo aportasen los mismos usuarios y el papel de las instituciones sea solamente el de aconsejar rutas de aprendizaje.

    Ya veremos cómo solucionar el problema de la calidad de los contenidos.

Deja un comentario