Gates abre las ventanas

La semana pasada me recomendaron esta noticia sobre el impacto futuro de la tecnología en la educación según las previsiones de Bill Gates, que algo sabrá el hombre sobre el tema aunque sólo sea porque tiene un “negociete” en el sector del software.

En todo caso, ¿os imagináis un mundo en el que el aprendizaje esté basado en el OpenCourseWare del MIT, las discusiones tengan lugar en el LabSpace de Open University UK, y la titulación la otorgue la, vamos a poner, UOC?

Podemos disponder de los conocimientos de cualquier profesor universitario de cualquier parte del mundo, podemos compartir puntos de vista diferentes con personas alejadas de nosotros cultural y geográficamente, pero ¿qué hace del MIT el MIT? ¿o dónde está la ventaja de estudiar en la Open University?

¿Se le está escapando algo a Bill Gates? ¿Qué opináis?

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

4 comentarios en “Gates abre las ventanas”

  1. ¿Por qué no? Si yo pudiera volver cuarenta años para atrás y decirle a mi abuelo que en poco tiempo más podría sacar dinero de una caseta, o transferirlo de una cuenta en Córdoba a una de Nueva York, utilizando una tarjeta de plástico, mientras trataba, por teléfono, de localizar la pizzería de Miami que más se parece a la de Buenos Aires, según la foto que me había enviado mi hermano al celular hacía un par de minutos… me hubiera dicho que estaba loco…
    A menudo juzgamos posible o imposible sin tener en cuenta que estamos en medio del cambio más fabuloso de la historia de la humanidad…

  2. Gracias Daniel. Sí, desde luego que es posible. De hecho, ya es posible, no hace falta que pasen cuarenta años. Pero, ¿disponer de los materiales didácticos del MIT es sinónimo de tener a tu disposición el modelo educativo del MIT? ¿Qué hace del MIT el MIT?

  3. ¿Y qué es el MIT, sino un lugar en el imaginario social, un sujeto colectivo al que muchos suponemos un saber que no tenemos (Lacan dixit)? ¿Por qué no pensar que también esa construcción está sujeta al cambio? Insisto en que solemos mirar con los ojos del futuro y pensar con los paradigmas de hoy. La cultura de apropiación colectiva sube por las escaleras mientras la tecnología lo hace por el ascensor (perdón por lo remanido de la comparación). La construcción de nuevos paradigmas sociales en medio de un ambiente de hiperestimulación subjetiva no es una tarea sencilla ni breve. Decía Ignacio Lewkowicz que las alteraciones cualitativas de un sistema pueden permanecer largo tiempo encubiertas como variaciones cuantitativas. Como las representaciones permanecen, aunque las prácticas se alteren; esto se constituye en un obstáculo para la comprensión de la situación.

  4. Lo que quería decir es que el MIT es mucho más que sus materiales, es la calidad de su docencia, de sus enseñantes, el nivel de sus alumnos, o el mero hecho de que la institución decida abrir las puertas de su conocimiento.

Deja un comentario