¿Educación 2.0?

Parece que todo cambia de versión. Aparecen nuevas versiones de sistemas operativos –no sólo los de siempre, otros también- nuevas versiones de navegadores, y nuevas y más interactivas formas de comunicación en internet. El conjunto de herramientas que están facilitando esta mayor interacción parece que se va conociendo como Web 2.0. No entraré aquí y ahora a relatar cada una de herramientas que conforman el conjunto Web 2.0. Prefiero comentar brevemente algunos los cambios que, a mi entender, estas herramientas están introduciendo en nuestros sistemas culturales y educativos.

Los jóvenes –y no tan jóvenes- que encontramos en las aulas de las escuelas y de las universidades han nacido ya en esta sociedad de la información y conocen bien sus reglas. Se muestran abiertos a compartir información y fuentes de información. Comparten sus favoritos o tags en Del.icio.us o Technorati, sus videos –de cualquier cosa- en You Tube, su vida y pasiones en sus blogs, comparten y crean conocimiento en wikis y elaboran y muestran sus habilidades en algún que otro e-portfolio. Todo en abierto, todo accesible.

 

En cierta forma estamos pasando de una sociedad en la que estábamos preocupados por el acceso a la información y definíamos ese problema como la brecha digital, a otra, que ya tenemos aquí, en la que lo que importa ya no es el acceso, lo que cuenta es estar conectado. Se dibuja, por tanto, otro tipo de brecha digital, quizás más preocupante. Este podría ser otro tema para más adelante, pero a lo que íbamos, aparece un nuevo tipo de estudiantes, una nueva generación, abierta y transparente en su modo de compartir la vida y sus experiencias. Una nueva versión de estudiantes que necesita unos nuevos profesores, unas nuevas instituciones de educación, etc. ¿Nos encontramos ante la versión 2.0 de la educación?

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

2 comentarios en “¿Educación 2.0?

  1. Está claro que las herramientas disponibles ofrecen infinitas posibilidades, en todos los ámbitos de la sociedad, incluida la educación.
    Pero basta darse un paseo por la mitad de los foros de internet en español, para ver que, tristemente, un porcentaje peligroso de jóvenes españoles no saben distinguir entre la b y la v. La h es una pieza de museo, y qué se escribe ahora k, o con suerte q.

    En lo que respecta a la nueva generación de estudiantes, abierta y transparente, y ya sin brechas digitales, la versión 2.0 de la PlayStation gana, y por goleada, a la versión 2.0 de la educación.

  2. Efectivamente, los partidos ganados por goleada en educación son muchos. La tecnología hace años que nos gana la partida, y los usuarios, por suerte a veces, la ganan mirando y actuando en otra dirección de la que proponemos o proponen ciertos gurus.

    No soy de los que se preocupan por esto, especialmente si tenemos en cuenta que la educación debe saber entender y leer lo que esta pasando y actuar en consecuencia. El problema es que a veces se actúa tarde o no se actua, que todavía es peor.

Deja un comentario