Conocimiento libre y gratuito para todos

Cuando fuimos perfilando el potencial de la Sociedad de la Información y del Conocimiento nos dimos cuenta de la importancia que tendría el poder acceder o no al conocimiento. De ahí todo el debate sobre el Digital Divide o Brecha Digital. Sin duda hemos avanzado y estamos avanzando en este tema, aunque el camino por recorrer es todavía largo y difícil. Uno encuentra por ahí historias, a veces inverosímiles, como la que me contaba ayer una profesora mexicana. Me decía que un grupo de personas que residen en un pueblo de la selva mexicana deben recorrer varias horas en barca por el río para acceder a una población desde la que se conectan, vía internet, para enviar mensajes y pedir cosas elementales como medicinas o comida. Sorprendente pero cierto. Seguro que todos hemos oído o vivido experiencias como ésta.

Pero, a parte de la dificultad primera que es acceder o no a la información se añade otra, la del coste de la información a la que accedemos. Podríamos analizar este tema desde diversos puntos de vista, pero dejadme hoy que lo analice desde la realidad universitaria. La institución universitaria debe fomentar -forma parte de su misión- la creación y la difusión del conocimiento. Y si así lo hace se produce una situación curiosa, y es que los que queremos acceder a esa información, publicada en revistas y bases de datos académicas, debemos pagar por ello. Las instituciones universitarias pagan dos veces por lo mismo, una vez a través del salario de los docentes y personal investigador de la universidad para que generen conocimiento y resultados de investigación, y otra, a menudo a través de las bibliotecas, para acceder al conocimiento que la misma institución ha producido. Interesante, ¿no?

Por suerte, iniciativas cada vez más extendidas como la de Creative Commons, que facilita el libre acceso al conocimiento siempre que el autor así lo exprese, vienen a ayudar al desarrollo de esta idea de acceso libre y gratuito a la información y al conocimiento. ¿No deberíamos pensar que si el XIX consumó la idea de la formación básica como deber y de forma gratuita, ahora, en el siglo XIX es el momento de avanzar en el acceso libre y gratuito al conocimiento?

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

Deja un comentario