Picaresca tecnológica

Las nuevas tecnologías entraron hace mucho en las aulas. Por ejemplo, las presentaciones en ppt a través de un cañón están substituyendo a las pizarras en las aulas de nuestro país. No sólo liberan al docente de la tiza en las manos y reducen los riesgos de alergia a los ácaros del polvo entre la población infantil. El cambio, claro está, va mucho más allá.

Las nuevas tecnologías permien construir explicaciones mucho más amenas, introducir elementos multimedia inimaginables en una lección centrada en los contenidos de los manuales de texto, los alumnos pueden aprender más y mejor, con menos esfuerzo y de forma entretenida y dinámica; los docentes y los padres pueden disponer de información constante y actualizada sobre los progresos de los alumnos, agilizar el feedback, y realizar un seguimiento sencillo de la evolución del aprendizaje. Las tutorías pueden ser convocadas por correo electrónico y ser realizadas a través de videoconferencia. Son muchas y amplias las posibilidades que las TIC ofrecen a todos los implicados en el proceso educativo: alumnos, padres y profesores.

Sin embargo, las nuevas tecnologías alimentan la picaresca de los alumnos. Hoy es posible copiar en los exámenes utilizando un teléfono con Bluetooth, descargar trabajos enteros de Internet o aprovechar la brecha digital entre profesores-padres y alumnos en beneficio de la picaresca de estos últimos.

¿Es posible controlar el mal uso de las TIC en la escuela?

RSS
Follow by Email
Facebook
YouTube
LinkedIn

3 comentarios en “Picaresca tecnológica

  1. No; es posible y necesario aprender – y educar – para hacer un uso adecuado de la tecnología en general y de la infotecnología en particular.

    Es más, ¿Por qué la “picaresca” esa de la que hablas es considerada mal uso? La picaresca ya existía con otras tecnologías; esto es como hablar de los nuevos delitos electrónicos. Son los mismos delitos y es la misma picaresca; aunque los medios son otros …

  2. Gracias por tu comentario, Antoine.

    Entonces, estamos de acuerdo en que la aparición de nuevas tecnologías alimenta la picaresca de los alumnos. No digo que esa picxaresca no existiera antes de los sms, pero sí creo que el uso de la tecnología para copiar en un examen representa un mal uso de la herramienta tecnológica.

    De acuerdo contigo en que lo necesario es aprender y enseñar un uso adecuado de la tecnología.

  3. El tema copiar = picaresca significa un mal enfoque de un examen o prueba. Creo que una prueba se debe hacer con todo tipo de textos o libros, como hacemos cuando escribimos un artículo y consultamos diccionario o textos relacionados. La tecnología en este caso amplía conocimientos y obliga a focalizar el tema.

Deja un comentario